¿Es posible que los videojuegos en Colombia ayuden a mejorar la sustentabilidad del país?

Actualizado: 24 ene 2021


Las personas en el mundo se están interesando en hacer el bien y mejorar las condiciones socioambientales en el planeta, es así, que nacen iniciativas que promueven la recaudación de fondos a través de actividades ajenas a la realidad como lo son los juegos de video.


Un ejemplo de esto, es la empresa Space ape, la cual recaudó 120.000 dólares en cuatro días, a petición de sus jugadores con el fin de destinarse a una organización benéfica humanitaria o de vida silvestre para trabajar en la recuperación de los incendios forestales en Australia durante finales de 2019.


Ahora, para agosto de este año, esta industria está dispuesta a jugársela por el ambiente, algunos de los juegos móviles más importantes difundieron mensajes y misiones con temas ambientales que se integran en títulos como Angry Birds 2, Golf Clash, Subway Surfers. La propuesta de los juegos radica en animar a los jugadores a mejorar las condiciones para combatir el cambio climático o proteger especies en peligro de extinción. La iniciativa es parte de un impulso del programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Los videojuegos tienen un potencial inmenso en la educación, inspiración y activación de los jóvenes en tomar parte en la agenda ambiental, al parecer esto funciona, ya que a nivel mundial 2.600 millones de personas juegan videojuegos y estos están interesados en el medio ambiente y su conservación. la ONU establece que según un informe de la PNUMA de 2019, Jugando por el planeta, se encontró que los videojuegos pueden incluir a miles de millones de personas animandolos a contribuir y dar soluciones a los desafíos ambientales.


La industria de videojuegos está pensando cómo lograr convertirse en carbono neutral, o mejor aún en carbono positivo, cambio bien aceptado, analizando su huella ambiental. Actualmente, se generan 50 millones de toneladas de desechos electrónicos anuales que se producen indirectamente, proyectando un número de 120 millones de toneladas para el 2050.


Algunos de los juegos que le apuestan al cambio de actitud de sus jugadores son: